Trigo sarraceno… el “trigo” sin gluten

El trigo sarraceno o alforfón no es un grano ni tiene relación con el trigo. Es una semilla pero se maneja como cualquier otro grano de cereal común. En Mi Cabra Vegana, eco y a granel.

El trigo Sarraceno o Alforfón es una semilla que está estrechamente relacionada con la planta del ruibarbo. Es muy similar a la quinua (que también encontrarás en Mi Cabra Vegana a granel), y como ésta, es una cosecha antigua. Se cultivó por primera vez hace siglos, en las altas planicies del sureste de China y en el Himalaya y fue el alimento básico de sus habitantes mucho antes de que el arroz y otros granos de cereales fueron reemplazando gradualmente su cultivo. Sus semillas les proporcionaban nutrientes esenciales, proteínas, grasas y minerales tan necesarios para las primeras civilizaciones, lo que les permitió prosperar en terrenos inhóspitos.

Después de las Cruzadas fue llevado a Rusia y al resto de Europa. Fue introducido por primera vez a los Estados Unidos por los holandeses en el siglo XVII, y se ha utilizado para el consumo humano y animal desde entonces. Los japoneses le llaman Soba y es uno de los principales ingredientes en la preparación de los típicos y finos fideos de soba.

La planta del trigo sarraceno produce flores que atraen a las abejas y de las cuales éstas producen una miel oscura. Las cáscaras del alforfón se utilizan como relleno en almohadas especiales para la cabeza, el cuerpo y los ojos.

trigo sarraceno

¿Por qué comer trigo sarraceno?

Las semillas del trigo sarraceno se componen de varios compuestos antioxidantes polifenólicos, como rutina, taninos y catequinas. La rutina (quercetina rutinósido) tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes e inhibe la agregación plaquetaria. Algunos estudios preliminares sugieren que la rutina puede ofrecer una cura para las hemorroides y otros trastornos de coagulación.

El alforfón es alto en fibra, magnesio, vitaminas del grupo B y manganeso. Contiene lignanos, tales como enterolactona, que pueden proteger contra el cáncer de mama y enfermedades cardíacas. Contiene antioxidantes beneficiosos, tales como vitamina E, tocotrienoles, selenio, ácidos fenólicos, y ácido fítico. El nivel de proteína en los granos de trigo sarraceno es de aproximadamente 11 a 14 g de proteína por 100 g; relativamente menor que en la quinua y legumbres, no obstante, contiene todos los aminoácidos indispensables para el cuerpo humano, en excelentes proporciones, especialmente la lisina. El alforfón es también una fuente de alimento libre de gluten. El gluten es la proteína presente en algunos cereales de la familia gramínea que puede inducir problemas estomacales y diarrea en las personas con enfermedad celíaca.

Fuente: Naturísima

¿Cómo se cocina? Una parte de trigo sarraceno con dos partes de agua. Llevar a ebullición, cubrir y dejar que se cocine a fuego lento durante 20 minutos.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *