Si no puedo bailar no es mi revolución, por cuatro perras

Si no puedo bailar no es mi revolución

Si no puedo bailar no es mi revolución, el nuevo proyecto de Cervecera Libre y La Txika de la Cerveza es original, delicioso y participativo. De diez.

 

Si no puedo bailar no es mi revolución: Ellas

 

 

Somos LA TXIKA DE LA CERVEZA y CERVECERA LIBRE, mujeres cerveceras unidas con el objetivo de apoyarnos mutuamente en la elaboración de birras de calidad.

Disfrutamos con nuestro trabajo y queremos contagiarte. Se nos ha ocurrido que hagas un cervezón con nosotras, una Russian Imperial Stout de 8-9% de alcohol, potente de cuerpo y sabor. Lejos de beber aguachirri, como intentan hacernos entender en costosos anuncios publicitarios, nuestros paladares aguantan lo mismo… aunque a veces sea difícil de entender.

Como en muchos proyectos, necesitamos CUATRO PERRAS (unos 4500€) que queremos conseguir con tu colaboración. ¿Cómo? A través de una precompra de camisetas y de la propia cerveza en la que podrás participar con decisiones importantes como la elección de determinados ingredientes y el nombre.

Mola, ¿verdad? A las compas de Cervecera Libre ya las conozco de hace un tiempo. Podéis adquirir sus cerves en la tienda física y online. Las ediciones especiales estacionales me parecen un aciertazo tremendo. Además, ¡se venden solas!

Ya he echado un vistazo a la web...Las camisetas se ven muy muy chulas (son anchas o entalladas, huyendo del terrible chico y chica que me espanta) y la cerveza tiene pintacón. No se andan con chiquitas. En la página web que han montado para dar a conocer el proyecto y recaudar fondos lo dicen claramente y en mayúsculas: QUEREMOS HACER UNA NUEVA CERVEZA Y QUEREMOS QUE FORMES PARTE DE ELLA. Porque los proyectos colaborativos, los que hacen comunidad y ves que tu pequeño granito ha servido para mucho (un grano no hace el granero pero ayuda al compañero), son reconfortantes. Al menos yo lo veo así. Poder participar en la toma de decisiones tan importantes como los ingredientes que llevará la cerveza de entre los que ellas proponen es bonito. A saber:

  • Cascarillas de cacao
  • Piel de naranja
  • Pimienta negra
  • Casia
  • Vainilla
  • Dátiles
  • Canela
  • Pasas
  • Cacao
  • Café

Seguro que ya te estás haciendo una idea de las mejores combinaciones… Verdad verdadera…

si no puedo bailar no es mi revolución

Si no puedo bailar no es mi revolución. Las cuentas claras

Poner el nombre que entre todas las personas elijan, con las cuentas cristalinas, es un lujazo. Así sabemos lo que cuesta llevar a cabo pequeños proyectos e iniciativas y los ponemos en valor. Proponen varios packs para participar, desde 6 cervezas más toma de decisiones hasta 24 más toma de decisiones y participación en la elaboración. Para quienes no beben cerveza o no les gusta o no pueden, también pueden colaborar comprando unas camisetas de Emma Goldman (tengo que reconocerlo, me tienen ganadita por completo), donde también se incluye la toma de decisiones. ¿Y por qué ella?

Emma Goldman fue una mujer que nació en 1869 y desarrolló una lucidez libertaria y feminista que nosotras admiramos.

En 1940 escribía que “El más fuerte baluarte de la autoridad es la uniformidad; (…)Quien se niega a someterse rápidamente es etiquetado como raro o diferente y desacreditado como un elemento perturbado en el confortable estancamiento de la vida moderna”. Y aquí estamos. Salud!

¿Russian Imperial Stout?

La Russian Imperial Stout es un tipo de cerveza ale de la época en la que los ingleses llevaban su cerveza Porter a Rusia en barcos. Ésta se helaba debido a las bajas temperaturas, así que subieron la graduación para conservarla. Ahora entenderás por qué la haremos en verano, para consumirla en cuanto llegue el frío. ¡Ya me veo degustando una cervecita bien fresquita en cuanto salga a la venta!

Si no puedo bailar no es mi revolución… Únete

Entra ya en en la web y colabora con este proyecto tan interesante llevado a cabo por mujeres feministas extraordinarias.

Si no puedo bailar no es mi revolución, por cuatro perras

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *