Recetas

Ragú vegano

Hoy os traigo una receta para chuparse los dedos: ragú vegano, un guiso absolutamente delicioso y libre de crueldad. ¡Recuerda comprar pan para la salsa!

El ragú o ragout es un guiso que consiste en estofar trozos de músculos de animales muertos en sus propios jugos junto con una salsa. El otro día me decidía a veganizarlo en casa ya que tenía por la nevera un vino tinto al que había que dar uso y el caldo de haber hidratado unos beef bean o legumbreta. Se trata de una receta sencillísima que necesita su tiempo para conseguir una salsa absolutamente deliciosa y que la proteína vegetal utilizada absorba todos los sabores. ¡El resultado es un no parar de mojar pan!

La proteína vegetal que utilicé es The Chunk, de Oumph!, a base únicamente de soja y de sabor neutro, ideal para coger todo el sabor que queramos dar. Pero las posibilidades son infinitas, desde soja texturizada hasta Heura, de legumbreta a Quorn

RAGU VEGANO

Ragú vegano. Ingredientes

La hice a ojo, pero vamos, que le cogéis el truqui casi con ver los ingredientes. Con estas medidas sale un guiso para cuatro platos. Allá va.

  • Media cebolla cortada en trocitos muy pequeños
  • 4 dientes de ajo (en casa somos fanes del ajo, pon el ajo que gustes)
  • Una taza de vino tinto, es lo que yo tenía, pero podemos poner más
  • El caldo vegetal necesario para cubrir el guiso. Alrededor de medio litro.
  • 3 o 4 cucharadas soperas de tomate frito
  • Cuatro zanahorias en rodajas finitas
  • Una o dos patatas (opcional)
  • Un paquete de The Chunk, en mi caso. Son 280 gramos. Puedes utilizar alrededor de 300 gramos de la proteína vegetal que quieras.
  • AOVE
  • Sal
  • Especias al gusto: orégano, tomillo, romero…

Ragú vegano. Elaboración

  1. En una cazuela ponemos un chorro de AOVE
  2. Cortamos bien pequeñitos los ajos y la cebolla
  3. Pochamos unos 10 minutos
  4. Cortamos las zanahorias en trocitos pequeños
  5. Incorporamos el vino y la proteína vegetal a fuego fuerte para que evapore el alcohol un par de minutos
  6. Añadimos el tomate, las zanahorias, la sal y las especias. Mezclamos bien y dejamos a fuego medio hasta que haya evaporado la mitad.
  7. Incorporamos el caldo vegetal hasta que cubra el guiso. Yo puse todo lo que había sobrado de hidratar la legumbreta y quedó mucho caldo que agradecí un montón ya que mojamos media barra de pan. Aquí ya al gusto.
  8. Ponemos a fuego fuerte hasta que rompa a hervir. Bajamos al mínimo, tapamos, y dejamos como media hora o cuarenta minutos para que la proteína coja todo el sabor del caldito.
  9. Salsa: Si está muy líquida siempre puedes cocinarla más tiempo para que se reduzca o bien mezclar 1 cucharadita de postre de maicena con un poco de agua y añadirla a la olla cuando esté hirviendo, eso ayudará a espesar la salsa. Si por el contrario está muy densa, añade más caldo o agua.

Este es uno de esos platos que puedes comer directamente o dejarlo de un día para otro, cuando los sabores se han asentado y puedes flipar aún más.

Si quieres lo puedes acompañar con arroz, pasta, patatas fritas…

Haz la compra en Mi Cabra Vegana, tu tienda vegana

Mi Cabra Vegana es tu tienda vegana física -Plaza de la Reverencia, 4 en Madrid- y online donde hacer la compra de productos veganos a la vez que apoyas un proyecto de activismo feminista y antiespecista.

Mi Cabra Vegana, tu tienda vegana de Madrid, tu tienda vegana online que envía a la península. ¡Envío gratis a partir de 100 euros, también en frío!

santos cojones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *