receta de queso a las finas hierbas
Colaboraciones,  Recetas

Queso a las finas hierbas

Hacía tiempo quería compartir el canal de recetas de Cocinillas Vegano, vecino y cliente de la cabra. Esta receta de queso a las finas hierbas es una estupenda carta de presentación. ¡A salivar!

Queso a las finas hierbas. Cocinillas Vegano

En su canal de yutube y cuenta de instagram encontraréis un montón de recetas de todo tipo. Sencillas, caseras, con ingredientes que podéis encontrar en Mi Cabra Vegana, vuestra tienda vegana de Madrid y también online, o en la sección libre de crueldad de supermercados y grandes superficies. Porque cocinar sin hacer daño a nadie y con los mejores sabores y texturas es posible. A ello nos enseña Cocinillas Vegano. ¡Es una suerte tenerlo en el barrio!

Aquí dejo un par de fotos, todas las recetas están en el canal de youtube, desde veganizar una hamburguesota hasta estas delicias de mar donde nadie ha sido pescado, ni falta que hace. Os animo a investigar y aprender con sus recetas.

Aquí unas fotillos que me han llamado la atención. No sepia vegetal. Para la sepia. Harina de arroz, alga carragenato, agua de mar, sal marina. Para el marinado: Agua de mar, aceite de lino, alga wakame y alga nori. Para el aderezo. Limón, ajo, perejil, vinagre y sal.queso a las finas hierbasNo son gulas al ajillo.
Son brotes de alfalfa al ajillo, con guindilla, caldo de algas y gambas vegetales.

Queso a las finas hierbas. La receta

Los ingredientes de este queso a las finas hierbas son sencillos… Almendras, aceite de coco desodorizado, estragón, romero, tomillo, sal, albahaca, levadura nutricional, miso, limón y tomate seco, todo en Mi Cabra Vegana. En este enlace tenéis la vídeo-receta. Os va a encantar.

receta de queso a las finas hierbas

Queso a las finas hierbas. Si no es tu madre no es tu leche.

El queso es uno de los alimentos que más nos cuesta dejar a las personas veganas. Quizá el que más cuesta. Esto es debido a que la leche de las mamíferas contiene sustancias adictivas para que los bebés, los suyos, coman mucho y crezcan rápidamente. La clave está en la caseína, una proteína de la leche que, durante la digestión, libera una sustancia denominada casomorfina, de efecto opioide, que produce adicción. La presencia de caseína en leche es minúscula, pero no así en el queso para cuya elaboración se puede llegar a necesitar hasta 10 veces su peso en leche. Y aquí está el meollo de nuestra adicción a los lácteos, en especial a los quesos. Nada que no se pueda solucionar pensando simplemente en el horror que el ser humano hace pasar a las vacas. Violarlas, obligarlas a gestar y parir una y otra vez, arrebatarles a sus hijos, arrastrarlas al matadero cuando su cuerpo no da más (leche o hijos)…

En este vídeo lo explicamos en imágenes y aquí tienes mi respuesta a la campaña de Pascual, you are so beautiful. La industria de la leche es violación, tortura, secuestro y asesinato. Las únicas vacas, terneros y terneras felices y tratadas como se merecen son las rescatadas de este horror. Viven en los santuarios y refugios antiespecistas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *