Tizón
El edito

Por qué Mi Cabra es Vegana

Una noche a finales del verano pasado sonó el clic de la manera más sencilla e ingenua. Había una foto de una vaca. Vi sus ojos. Volví la vista hacia los ojos de mi perro. La vaca y su mirada. Miré a Odín de nuevo. Clic. Escribí a un amigo: dejo la carne, ¿ahora qué? Antes que acabara el año Mi Cabra Vegana ya había ocupado mi corazón. Y mi vida.

Lo animales sienten, y es la primera y principal razón por la que soy vegana. Sienten como tú y como yo. Sienten miedo, alegría, pena, lloran de emoción y de terror. Y es la primera y principal razón por la que soy vegana. Tienen intereses propios e independientes de los míos, de los nuestros. Creo, sostengo y defiendo que la vida de todos los animales tiene exactamente el mismo valor. Creo, sostengo y defiendo la prohibición de la experimentación y la explotación animal sea cual sea su fin, ya que estas prácticas atentan contra su derecho básico: el derecho a la vida, a una vida digna.

Texto de Tom Regan
Soy un extremista, Tom Regan

Entiendo el veganismo, al igual que la Asociación Vegana Española (UVE), como “una alternativa ética al consumo y a la dependencia de productos no adaptados a las necesidades físicas y espirituales del ser humano, como la carne, el pescado, los lácteos, los huevos, la miel, los productos derivados de los animales y otros artículos de origen animal como el cuero y las pieles”.

«El veganismo es una filosofía de vida que excluye todas las formas de explotación y crueldad hacia el reino animal e incluye una reverencia a la vida. En la práctica se aplica siguiendo una dieta vegetariana pura y anima el uso de alternativas para todas las materias derivadas parcial o totalmente de animales«. Donald Watson, miembro fundador de la Sociedad Vegana

Por su respeto a los animales el veganismo se posiciona éticamente rechazando el especismo, es decir, rechazando ver la vida de una forma antropocéntrica. El veganismo está a favor de los derechos de los animales, incluidos los derechos humanos,producto de su visión sensocentrista de la vida. En cuanto a derechos animales el veganismo es abolicionista, es decir, no busca una mejora en las condiciones de vida de los animales explotados como pide el bienestarismo, sino el fin de las actividades que los explotan. Las personas veganas no participamos en dichas actividades de forma directa o indirecta, absteniéndonos del total uso o consumo de productos de origen animal.

Por su rechazo al especismo y por su respeto hacia los animales como personas éticas, el veganismo, por coherencia, se traduce en la práctica en lo siguiente:

  • Alimentación: Seguimos una alimentación vegetariana pura o estricta, esto es 100% vegetariana. Quedan excluidos por completo los productos de origen animal.
  • Vestimenta y calzado: Rechazamos los tejidos de origen animal.
  • Productos probados en animales: Evitamos los productos que están elaborándose mediante experimentación animal, promoviendo alternativas.
  • Ocio: Rechazamos los espectáculos en los que se usan animales.

Cuando me preguntan si he sentido algún cambio en mi cuerpo, si he adelgazado (sic) o cómo me siento desde que soy vegana, siempre respondo: ahora ya no hay contradicciones en mi vida.

Tizón
Tizón, Think of me

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *