¿Por qué debes dejar de usar dentífrico con flúor?

¿Por qué debes dejar de usar dentífrico con flúor?

Hoy descubrimos los peligros del flúor, habitual en nuestras pastas de dientes, y proponemos la alternativa del aceite dental de Ringana. Es una opción sana, libre de floururo y elaborada sólo con ingredientes naturales.

Perlas blancas, molares, colmillos, todos los tenemos, algunos son mejores que otros y algunos han tenido un duro “trabajo” para lograrlos. Lo que tenemos en común es que nos cepillamos dos o tres veces al día, (o deberíamos) y generalmente nos cepillamos con pasta dental que contiene fluoruro.

El fluoruro se agrega a la pasta de dientes para ayudarnos a tener unos dientes fuertes y sanos. También se añade a nuestra agua potable con el fin de cuidar nuestros dientes. Fantástico, ¿Verdad? Pues NO!!!, el fluoruro es un veneno. Hace años el fluoruro era utilizado como insecticida y veneno para ratas, y lo gracioso acerca de usarlo con el fin de que tengas unos dientes más sanos lo que hace realmente es causarles más daño.

Una clienta llamó un día pidiendo el aceite dental de Ringana ya que su dentista le advirtió de los peligros del flúor. Se cepillaba los dientes tres veces al día creyendo que cuidaba sus dientes cuando en realidad los estaba enfermando. Las innumerables caries lo atestiguaban. La pasta de dientes nos cambia el ph de la boca, y el resultado son las caries.

¿Por qué debes dejar de usar dentífrico con flúor?

¿Qué es el flúor?

El fluoruro es un subproducto de la fabricación del hierro, cobre y aluminio, un desecho tóxico. El flúor es un elemento químico situado en el grupo de los halógenos de la tabla periódica. Es un gas natural amarillento de olor penetrante. Su manipulación debe realizarse bajo grandes medidas de seguridad ya que en su forma pura  puede causar graves quemaduras cuando entra en contacto con la piel. Pero curiosamente, en la década de 1930 uno de los mayores fabricantes de aluminio “descubrió” que el fluoruro era bueno para el desarrollo de dientes sanos y erradicaba prácticamente la caries.

Ahora, en vez de tener el problema de la eliminación de estos peligrosos residuos químicos, ellos sólo lo agregan al suministro de agua y a nuestra pasta de dientes para que todos tengamos unas sonrisas brillantes y blancas.

Sorprendentemente, o quizás no tan sorprendentemente, “las tendencia del seguimiento del deterioro de los diente por la Organización Mundial de la Salud desde 1970 hasta el presente muestran que la incidencia de dientes cariados, faltantes o rellenos ha ido disminuyendo con cada año que pasa en Estados Unidos, Francia, Alemania, Japón, Italia, Suecia, Finlandia, Dinamarca, Noruega, los Países Bajos, Irlanda del Norte, Austria, Bélgica, Portugal, Islandia y Grecia. Y ¿por qué están los números de dientes cariados en descenso? Mejor higiene oral y la mejor práctica dental es la respuesta más obvia. Desde luego no es el fluoruro.” Fuente, Global Health Center.

“Entonces, ¿Cómo el fluoruro es malo para mí?”

Bien, si consumes demasiado, tus dientes realmente comenzarán a decolorar y tendrán caries, sin dejar de mencionar que el fluoruro ayuda al cerebro a absorber aluminio, una sustancia que se ha encontrado en la mayoría de los cerebros de pacientes con Alzheimer. Otros estudios han asociado el fluoruro con fracturas de cadera así como daños al sistema nervioso, lo que conduce a la limitada movilidad articular, calcificación del ligamento, degeneración muscular y déficit neurológico.

Curiosamente, locales, empresas, agencias estatales no toman importancia de estos hechos y seguirán apoyando la ideología infundada que el fluoruro es bueno para tí. Esto podría ser debido a que si se admitiera el envenenamiento — que han sido durante décadas — sería enorme la responsabilidad y las demandas posteriores.

La pasta de dientes causa caries

En un esfuerzo para evitar los problemas de dientes y encías, Gerald Judd pasó años investigando este tema. Gerard F. Judd, pH.d., profesor emérito de química de la Universidad de Purdue. En su carrera estratificada, fue un investigador de la industria a los 18 años y un profesor de química durante sus 33 años. Además, fue un orador, escritor, presentador de radio y autor de varios libros incluyendo Chemistry: Its Uses In Everyday Life (Química: Su uso en la vida cotidiana).

Después de haber vivido toda su edad adulta observando la naturaleza química de la vida cotidiana, el Dr. Judd dirigió su atención a un tema que afecta a todo ser humano — la buena salud de nuestros dientes y encías. En 1997, escribió el libro Good Teeth, Birth to Death: The Prescription for Perfect Teeth. (Buenos Dientes, desde el nacimiento hasta la muerte: la prescripción para los prefectos dientes)

En su libro Good Teeth, Birth to Death, el Dr. Judd describe que la química es la base de la caries y las enfermedades de las encías. Afirma que ha aprendido las verdaderas causas de la infección de las encías y caries dental, y que una abrumadora cantidad de investigación dental demuestra lo siguiente:

  • La eliminación de flúor del dentífricos cuida la enzima adenosina difosfatasa (ADP)por lo que puede proporcionar fosfato de calcio en la superficie del diente, dando como resultado un buen esmalte.
  • Sólo los ácidos — que se introducen en la boca desde comidas y bebidas — capaces de erosionar el esmalte de los dientes (hidroxifosfato de calcio) y causar caries. Los protones del ácido rápidamente sacan fosfato desde el esmalte. Los alimentos y bebidas que no contengan ácidos no tienen ningún efecto sobre el esmalte de los dientes.
  • Los azúcares no son capaces de tener algún efecto sobre el esmalte de los dientes. Los azúcares (fructosa, glucosa y sacarosa) fueron encontrados en los estudios de laboratorio del Dr. Judd no pueden disolver el fosfato de calcio en cualquier medida, incluso en una solución de agua caliente. La razón de esto es que el proceso de quelación del azúcar hacia los dientes es lento debido al gran tamaño de la molécula y quizás debido a la particular forma del quelato formado. Los azúcares no son la causa de las caries dentales en gran medida, pero aún así, no haría ningún daño enjuagarse los dientes después de consumir dulces, especialmente la variedad pegajosa. La barrera adherente evitará la re-enamelizacion (referido generalmente como remineralización del diente).
  • Las bacterias no son capaces de tener algún efecto sobre el esmalte de los dientes. Los restos de humanos y animal muestran que los dientes y huesos son resistentes a organismos terrestres como las bacterias. Los dientes no pueden verse afectados por las bacterias, porque el esmalte no contiene carbono o hidrógeno del cual subsisten las bacterias.
  • Cuando los ácidos se quitan correctamente de los dientes, las caries no ocurren. La eliminación de ácidos se realiza fácilmente simplemente bebiendo agua, leche, café u otros líquidos no-ácidos mientras come. Los ácidos rápidamente reaccionan químicamente con los líquidos para formar los iones hidronio, consiguiendo cuidar el esmalte.
  • Lo ácidos nocivos (con un pH < 4.0. – pH: grado de acidez) que atacan el esmalte incluyen limones, toronjas, naranjas, piña, kiwi, tomate, vinagre, sidra, vitamina C (especialmente masticable) y el ácido del estómago. Cuanto menor sea el pH, más rápidamente el ácido atacará
  • Los dientes son capaces de re-enamelizarse cuando se limpia. Los dientes se limpian mejor cepillándolas con cualquier barra de jabón (no líquido). La barra de jabón hace un excelente trabajo en la limpieza en la superficie de los dientes, permitiendo al esmalte hacerse más denso y causando que los dientes sean menos sensible.
  • Las pastas dentales que contienen glicerina — que no son la mayoría — son muy pegajosas, requiriendo más de 20 enjuagues para extraerlo de la superficie del diente. Las pastas dentales que contienen glicerina dejan una película residual, evitando que los dientes se re-enamelicen adecuadamente. Por otro lado, el jabón, se retira con dos enjuagues.
  • La dieta o suplementos de calcio y fosfato producen la re-enamelización del diente, pero sólo cuando los dientes están limpios. La re-enamelization es necesario sobre una base diaria, se filtra un poco de esmalte con agua durante décadas, incluso en ausencia de ácido. Sin la re-enamelización, no es posible tener dientes sanos.

¿Por qué debes dejar de usar dentífrico con flúor?

Un estudio sobre el fluor y el sistema nervioso indica:

El Fluor puede acumularse en el organismo y se ha demostrado que la exposición crónica al mismo produce efectos nocivos sobre distintos tejidos del organismo y de manera particular sobre el sistema nervioso, sin producir malformaciones físicas previas.

Diversos trabajos, tanto clínicos como experimentales, han reportado que el F provoca alteraciones sobre la morfología y bioquímica cerebral, que afectan el desarrollo neurológico de los individuos y, por ende, de funciones relacionadas con procesos cognoscitivos, tales como el aprendizaje y la memoria.

Es bastante fácil hacer tu propia crema dental, por lo tanto quizás sería una buena idea dejar de usar pasta dental del mercado para evitar exponer la salud a un riesgo innecesario.

La ingesta prolongada de F provoca daños a la salud y de manera importante sobre el sistema nervioso central, por lo que es imprescinible considerar y evitar el uso de artículos que contengan flúor y de manera particular en individuos en desarrollo, debido a la susceptibilidad que presentan a los efectos tóxicos del Fluor. Puedes ver más pinchando aquí

 

¿Por qué debes dejar de usar dentífrico con flúor?

¿Por qué entonces Aceite dental Ringana?

No lleva flúor en su composición sino sustancias naturales que verdaderamente cuidan tus dientes y encías.

El mejor complemento para una tez fresca son unos dientes blancos resplandecientes. Los detergentes suaves, el aceite de sésamo biológico prensado en frío y los aceites esenciales revitalizan y refrescan la cavidad bucal y los dientes. Para una sonrisa saludable y radiante.

Sustancias Activas: Cúrcuma, azúcar de abedul, mirra, salvia, flor de clavo, aceite de sésamo, aceite de anís estrellado, aceite de canela, aceite de limón.Precio, 11.80 euros, 125 mililitros. Aquí mi página de distribuidora, para cualquier duda 912408223.

¿Por qué debes dejar de usar dentífrico con flúor?

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *