Nadie se ilumina imaginando figuras de luz, sino por hacer consciente su oscuridad." jung

Nadie se ilumina imaginando figuras de luz

“Nadie se ilumina imaginando figuras de luz, sino por hacer consciente su oscuridad.”

Nadie se ilumina imaginando figuras de luz, sino por hacer consciente su oscuridad

Este es el proceso por el que pasamos las personas al detectar un privilegio que nos favorece, con el que convivimos, del que nos aprovechamos. Ya sea este de clase, género, orientación sexual, raza, lugar de origen… Especie… Lo que permanece oculto no se ve. Y si proyectamos luz se verá menos aún -paradojitas…-. Sólo al visibilizar, al hacer presente, al colocarlo sobre la mesa y mirarlo a los ojos, es cuando la oscuridad se hace materia. Se encarna. Sujeto y objeto frente a frente. Hay quienes niegan por sistema sus privilegios. El dolor que supone reconocerlos. Reconocer que estamos haciendo algo mal. Que nos estamos aprovechando de nuestra posición privilegiada (pero si yo no he hecho nada para tener este privilegio. ¿Esto es un privilegio? Ay la negación… -Y el orgullo. Y la soberbia-. Claro, pero ya que está sobre la mesa, vamos a trabajarlo y si eres la buena persona que dices ser, no puedes seguir aprovechandote de él. No de forma consciente al menos.)

Las personas veganas somos conscientes de la oscuridad que supone el privilegio de la pertenencia a la especie humana. Por ello renunciamos, como posicionamiento político (de polis, de vida en común, de aquella frase de Carol Hanish Lo personal es político), al uso de los animales en cualquiera de los aspectos de nuestra vida, siempre dentro de las posibilidades de cada una y teniendo en cuenta el mundo especista en que vivimos. No somos seres de luz.

Las personas antiespecistas, además de renunciar al uso de los animales no humanos, somos conscientes de que solo siendo veganas no acabaremos con la explotación animal. Que, además, no sólo sufren y necesitan de nuestra ayuda los animales domesticados, los “de” granja o laboratorio -como si hubiesen nacido para ello… El lenguaje es un arma potentísima de generación de realidades, de dominio, control y sumisión-. Nosotras luchamos desde el activismo antiespecista.

Y luego están las personas que luchan de forma activa por la Justicia mediante la transversalidad. La Justicia como eje transversal que lo atraviesa todo -y ha de ser feminista y antiespecista-. Supongo que son las más valientes. Quizá las que hayan visibilizado más oscuridad. Las que no se deben a amiguismos ni a pactos soterrados. Las que entienden los procesos de control y dominación. Y los entienden porque se preocupan por estudiarlos. Visibilizarlos. Combatirlos siempre. Esas personas son capaces de detectar una injusticia sea quien sea quien la comete. Las que se ponen siempre y en todo caso de parte de quienes más tienen que perder. De quienes (más) han perdido. Las que no invierten su tiempo en dar pena ni en lloriqueos. Son las personas a las que debemos tanto. Las que no piden nada. Las que más han acorralado su oscuridad. Un abrazo.

Nadie se ilumina imaginando figuras de luz, sino por hacer consciente su oscuridad." jung

Nadie se ilumina imaginando figuras de luz, sino por hacer consciente su oscuridad.”

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *