Los eventos de La Cabra,  Recursos veganos,  Vida Vegana

Matadero de Binéfar, matadero de vida

El matadero de Binéfar comienza a funcionar estos días. El día 15 Dolce&Vegana, con quien colabora Mi Cabra Vegana, organiza en Lavapiés un evento en solidaridad con las compañeras que han acampado allí. Habrá charla sobre la situación de Binéfar y luego cena, también solidaria, en La Oveja Negra.

Dejo estas emotivas y desgarradoras palabras de Marta Navarro García.

Hoy empieza a funcionar el mayor matadero de Europa. Binéfar es el lugar que alberga el desastre. Cada día darán muerte a más de 30.000 cerdos. Ahora, mientras escribo este post, estarán muriendo cientos de ellos. El matadero emitirá 126 toneladas de CO2 cada día y 1,3 millones de metros cúbicos de basura contaminante cada año. Hay gente que con una mano aplaude a la activista medioambiental Greta Thunberg y con la otra aplaude la construcción de este matadero. Luego están los que se callan, los que no dicen nada. Hay que querer muy poco a este planeta, a este Aragón, a este Binéfar y a toda la gente que allí vive para dar el visto bueno a este desastre. Hay que ser muy parcial para hablar de otros mataderos en otros lugares del país y callarse ante lo que ocurre en Aragón. No, no hay que ser Vegano para estar en contra de este matadero, amar el planeta es suficiente. Yo recordaré esta fecha en el futuro, también recordaré el silencio de muchos que deberían haber hablado. Ha habido un campamento de gente maravillosa informando, gente a la que amenazaron, tiraron piedras, hasta que los sacaron de allí, gente que volverá el día 6 al matadero para seguir visibilizando el horror. Muchas personas hemos escrito sobre este desastre, yo lo he hecho en eldiario.es en Aragón,, al que siempre tengo que agradecer su espacio de libertad. Pero ¿qué han hecho los responsables de los movimientos políticos y sociales de Aragón? Nada, absolutamente nada. Recordad la fecha cuando el amoniaco sustituya al oxígeno en Binéfar. Recordad lo que no hicisteis, lo que callasteis.


Fotografía de Jo-Anne McArthur


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *