Lo personal es político: feminismo y antiespecismo

Lo personal es político: feminismo y antiespecismo

La Asociación Universitaria Contra el Especismo – AUCE organiza la conferencia “Lo personal es político: feminismo y antiespecismo”, impartida por la Doctora en Filosofía Catia Faria.

Si estás en Madrid hoy, día 7 de abril, tienes una cita ineludible con Catia Faria en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense de Madrid a las 16h en el aula 22-A.

Lo personal es político: feminismo y antiespecismo

Ya hemos analizado los mecanismos de jerarquización, sometimiento y control que genera tanto el patriarcado como el especismo antropocéntrico. Cuando las feministas exigimos el respeto hacia nuestros cuerpos, hacia nuestra persona, nos basamos en que somos alguien. Somos personas por nosotras mismas, no para nadie. No la mujer de, la hija de, la hermana de o la madre de. Y aquí es donde se establece el puente. Si nos posicionamos en contra de la instrumentalización de las mujeres humanas, de la explotación y la violencia cotidianas que se ejerce sobre nuestros cuerpos, es casi una obligación moral estar contra la violencia y la explotación hacia cualquier ser sintiente. No es correcto utilizar a otros seres sintientes de la misma manera que nos sentimos usadas basándonos en los principios contra los que luchamos. Siguiendo el juego a quienes establecieron las reglas de opresión contra nosotras.

Porque la explotación animal se basa en la consideración que les damos de medios, de recursos, para conseguir nuestros propios fines. No tenemos en cuenta sus intereses propios. Ni su consentimiento. Y desde esa perspectiva, los torturamos, asesinamos, violamos, usamos a nuestro antojo y conveniencia ya que los leemos como recursos desde la perspectiva de la propiedad, los consideramos nuestros. Nuestros recursos. Al igual que las personas esclavizadas eran (son) usadas como recursos para quienes las esclavizaban (esclavizan). Y las esclavizan porque las consideran su propiedad.

Y contra esta instrumentalización surge el antiespecismo, como principio moral que se opone a la explotación de cualquier animal no humano. Para las personas veganas, todos los seres sintientes están dotados del mismo valor y nos focalizamos en los sujetos oprimidos, los animales no humanos. Las feministas lo hacemos con las mujeres, sujetos oprimidos bajo el patriarcado.

Tanto feminismo como antiespecismo defienden que mujeres y resto de seres sintientes no pueden ser tratados como objetos sino como sujetos con derechos iguales, inalienables e intransferibles. Por lo tanto, sexismo y especismo son prejuicios que van de la mano, con la misma estructura ideológica. Sexo y especie. El sexismo, gracias a la lucha incansable de las feministas, está rechazado en los niveles más conscientes de la sociedad. El especismo es una forma de discriminación asumida y apoyada por la práctica totalidad de la humanidad. Incluidas las mujeres. Incluidas la práctica totalidad de las feministas.

Catia Faria resulta un referente fundamental en el activismo feminista y antiespecista. Si estás en Madrid, no dudes en acudir a esta cita. Y luego, si gustas, te pasas por Mi Cabra Vegana y compartimos experiencias.

2 comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *