Judía mungo, proteínas libres de crueldad

La judía mungo es la legumbre más rica en proteínas después de la soja. Aporta nada menos que 25 g de proteína por cada 100 g (30 g si está pelada). Además, proporciona hidratos de carbono, fibra y una cantidad mínima de grasas, por lo que se trata de un alimento muy adecuado para reducir los niveles de colesterol en la sangre.

Judía mungo, propiedades

Destaca en minerales como el magnesio, que beneficia a huesos, músculos y al sistema nervioso; aporta dosis considerables de hierro, básico para la protección inmunitaria y el transporte de oxígeno; y es una buena fuente de fósforo, que nutre los huesos e interviene en la producción de energía. El ácido fólico y otras vitaminas del grupo B, le ayudan a asimilar mejor los hidratos de carbono.

Las judías mungo, que crecen en regiones cálidas, se cultivaron por primera vez en la India hace posiblemente más de 5.000 años. Con ellas se prepara una de las versiones del dahl, plato básico desde las faldas del Himalaya hasta Kerala, donde las judías mungo se mezclan con gachas de arroz (kanji). Se le llama también soja verde aunque no tiene nada que ver con ella.

Existen muchas razones que explican su éxito. Su cultivo es rentable y sencillo, pues no exigen mucha agua, maquinaria agrícola ni grandes cuidados, y la cosecha llega rápido: en poco más de tres meses desde la siembra.

Judía mungo, proteínas libres de crueldad

Judía mungo, proteínas libres de crueldad

¿Qué nos aporta nutricionalmente la Judía Mungo?

La Judía Mungo destaca por su alto contenido en proteínas (25 g por cada 100 g), en fibra y en hidratos de carbono, así como por su bajo contenido en grasas.

Es rica en vitaminas del grupo B, entre ellas la B1, la B3, la B6 y particularmente en ácido fólico (B9). La judía Mungo destaca por su riqueza y variedad en minerales, es rica sobre todo, en magnesio, también aporta dosis considerables de hierro, y es una buena fuente de fósforo, potasio, cobre, calcio y selenio.

Podemos decir que la Judía Mungo es un alimento cardiosaludable, indicada para las anemias y ayuda a los huesos, además es fácilmente digestible si la comparamos con otras legumbres, por ello es un recurso para las personas que tienen poca fuerza digestiva y para los bebés y personas ancianas.

Más información y compra en este enlace.

 

Judía mungo, recetas

Estofado de soja verde con arroz basmati

Sopa

Potaje

Ensalada de brotes

Compra aquí la judía mungo y durante toda esta semana, además, a un precio especial.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *