Vida Vegana

Gracias

El domingo abre Mi Cabra Vegana. El sueño hecho realidad. Mi pequeña y preciosa cabra linda, loca y bella. No puedo dejar pasar la oportunidad de agradecer a tantas personas el apoyo en los momentos difíciles, que han sido tantos…

Tantos momentos como personas se han preocupado por sacarme una sonrisa, por decir “tú puedes con todo Lourdes”. Y la verdad es que no habría podido sin vuestra ayuda. A veces tan sólo una palabra, otras un abrazo y otras el silencio tras las lágrimas. Sacarme de los laberintos sin fondo donde solita me he metido. Encender la luz de las tinieblas que a veces me devoraban. Guiarme, darme consejos, aguantar mis nervios, ayudarme en todo lo que he pedido. ¡Y he pedido tanto! Porque toda esta aventura es nueva para mí. Desde poner precio a los productos hasta contratar un seguro. ¡Todo! Y lo hemos hecho en tan poco tiempo… Desde aquel, «¿y ahora qué hacemos?», «Seguimos Adelante».

Águeda, por tu cariño, por tu fuerza, porque me dan ganas de comerme el mundo cuando estoy contigo. Sergio, por colocar las baldosas amarillas bajo mis pies. Bea, mi Bea… Eres una hermana. Nico, mi alegría, confío. Sonia, compañera, amiga, vecina… ¡vamos a salir de todas! Y Sonia, que vives en el mar y no olvidas energizar mis días. Al igual que Carmen, la sororidad. Mis bollovegans lindas, ¡gracias, gracias, gracias! Tania, que sabe cómo me siento cuando ni yo misma sé cómo me siento. Arancha, lo que necesites. Jorge, la vida siempre nos traerá mil y un números de la cabra más. Dani, ¡que me ayuda con los bricolajes! Papá, dices que esto te ha pillado mayor, que si estuvieses más joven podrías haber ayudado… Cada vez que hago lo que sea, estás conmigo, dentro de mí. Gracias por haberme enseñado a valerme por mí misma. Fíjate, al final resulta que lo hicisteis bien… Rosita, mi padawan, es ya más jedi que yo misma. Caballera de hierro, siempre encuentra una palabra de ánimo, de luz. Eva, sin conocernos hemos hecho piña con nuestras luces y nuestras sombras. A Raúl, por ese logo, las pegatinas, las tarjetas que siempre caminarán a mi lado. ¿Y qué decir de Fátima? ¡Sus manos han creado la cabra que dará la vuelta al mundo! A Félix y Lluvia, que me animan en dúo por nuestro chat mágico. Miry, has aparecido de la nada y estás dispuesta a resolver todas mis dudas, ahuyentar mis miedos. Carlos, abriría cien, mil tiendas más sólo por ver cómo trabajas, cómo vienes y tomas medidas, cómo me envías fotos de lo que estás haciendo. Una tienda por cada día de mi vida para tenerte cerca siempre. No olvido todas las personas que en algún momento me habéis sacado una sonrisa, habéis apoyado el proyecto precioso que es Mi Cabra Vegana. La idea ahora se puede tocar. Y a ti, mamá… a ti siempre mamá.

Mi Cabra Vegana

2 Comments

  • Eva

    Me hace muy feliz ver que ese sueño que nos contabas con tantísima ilusión hace unos meses, ahora sea real y se pueda oler, pesar, escuchar, tocar y saborear.
    No estuve pero estuve, ya me entiendes.
    Besos verdes y toda la energía del mundo para que el camino de la cabra se plague de risas y mucho amor.
    Ole
    EVegana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *