Feminismo y veganismo, el origen

Hoy, y gracias a la colaboración de una compañera, descubrimos el origen de los términos feminismo y veganismo, luchas que han de ir unidas siempre por los motivos que ella misma explica.

El término “feminismo” nace a finales de siglo XIX, y el término “veganismo” surge apenas cinco décadas mas tarde. Son movimientos relativamente jóvenes aunque evidencien luchas arraigadas muchos siglos antes, absolutamente revolucionarias e imprescindibles para la salud civilizatoria. Imponderables.

 

Decir que ambas luchas “están de moda” es un burdo intento de denigrar su peso social, porque las modas representan provisionalidad y cortoplacismo, sin embargo el veganismo y el feminismo han venido a quedarse, que quede claro, contra todo obstáculo.

 

Son luchas indisolubles, ambas dos comparten un eje: la explotación selectiva, en este caso de hembras, sin el control de las cuales el sistema patriarcal pierde poder. Destruir el patriarcado conlleva derribar todos sus frutos tóxicos, desde el secuestro y asesinato hasta el femicidio, pasando por el capitalismo. En definitiva, todos los inventos que el patriarcado mima para seguir en el pedestal de sus privilegios.

Xavier Bayle

Feminismo y veganismo, el origen

¿Cuál es el origen del término veganismo?

Donald Watson (2 de septiembre de 191016 de noviembre de 2005); fue fundador de la Vegan Society e inventor de la palabra ‘vegano‘. Nació en Mexborough, un pueblo minero en Yorkshire del Sur (Inglaterra), en una familia en la que todos comían carne.

Se hizo vegetariano en año nuevo de 1924.

En noviembre de 1944 él y otros seis amigos fundaron la primera sociedad vegana del mundo, la Vegan Society. El objetivo principal era diferenciarse de los vegetarianos, que en realidad deberían ser llamados “ovo-lacto-vegetarianos” debido a su consumo de huevos y lácteos, y a que el vegetarianismo es una dieta que puede ser seguida sin un motivo ético hacia los animales, pudiendo un vegetariano vestir pieles, asistir a espectáculos con animales, etc. sin ser por ello menos vegetariano. La etimología de la palabra “veganismo” proviene del término inglés vegan, que a su vez deriva de VEGetariAN (utilizando las tres primeras y las dos últimas letras).

Donald Watson nunca definió el veganismo formalmente. La única referencia conocida es la transcripción informal de una conferencia suya durante un congreso:

«El señor Donald Watson ha manifestado que los veganos defienden la idea de que si queremos ser verdaderos libertadores de los animales entonces debemos renunciar absolutamente a nuestra tradicional y egoísta actitud de creer que tenemos derecho a utilizarles para nuestras necesidades. Debemos satisfacer nuestras necesidades mediante formas que no impliquen usar a otros animales.»

Su viaje hacia el veganismo, una filosofía y estilo de vida basada en el respeto a los demás animales, comenzó cuando él era muy joven, en la granja de su tío George, sobre ello él dice:2

«Uno de mis recuerdos más tempranos es el de las vacaciones en la granja de mi tío George donde vivía rodeado de animales interesantes. Todos ellos “daban” algo: el caballo de la granja tiraba del arado, el caballo más pequeño tiraba del carro, las vacas “daban” leche, las gallinas “daban” huevos y el gallo era un “despertador” muy útil; no me daba cuenta en ese momento de que también tenía otra función. La oveja “daba” lana. Nunca podía comprender qué “daban” los cerdos pero parecían criaturas tan amistosas… siempre alegres de verme. Entonces, llegó el día en que uno de los cerdos fue matado: todavía tengo recuerdos vívidos de todo el proceso -incluyendo los gritos. Por supuesto… decidí que las granjas -y los tíos- tenían que ser reevaluados: la idílica escena no fue otra cosa que muerte en cadena, donde los días de cada criatura eran numerados en el momento en el que dejaban de ser útiles para los seres humanos.»

Donald Watson

A la edad de 95 años, durante la tarde del 16 de noviembre de 2005, Watson murió en su casa en el norte de Inglaterra.

Feminismo y veganismo, el origen

¿Cuál es el origen de la palabra feminista?

La palabra nació en Francia en el siglo XIX. Durante mucho tiempo, se pensó que la palabra había sido inventada por el filósofo socialista (y favorable a la igualdad entre varones y mujeres) Charles Fourier, quien presenció los inicios del movimiento feminista moderno allá por 1830.
Pero al parecer, se trata de un error. En realidad, el término ya se usaba en medicina. Designaba un trastorno de desarrollo en los varones, que afectaba su “virilidad” y les hacía parecer femeninos.
Pero el primero en usar ese término para designar a las mujeres que luchaban por sus derechos fue en realidad el escritor francés Alexandre Dumas hijo. En 1872, publica “El hombre-mujer”, en el que se burlaba:
“Las feministas, perdón por el neologismo, dicen: todo lo malo viene del hecho de que no se quiere reconocer que la mujer es igual al varón, que hay que darle la misma educación y los mismos derechos que al varón”.
A partir de ese neologismo, la palabra se difundió como una manera despreciativa de designar a las mujeres que luchaban por sus derechos. 
Feminismo y veganismo, el origen
Hubertine Auclert
(1848-1914)

Hasta que la sufragista francesa Hubertine Auclert se apropió de la palabra en 1882, del mismo modo que las personas “queer” se apropiaron de ese término, que en un principio era una manera negativa de designar a las personas “raras”.

Obtenido del blog feminista Basta de Sexismo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *