las compas responden

Febrero es para El Valle Encantado

Comienza el mes más corto del año. Un mes con un bonito significado… El 28 mi abuela cumplía años… Este será el primero sin ella. Por este motivo, para llenar de magia y sonrisas cada día, donaremos el 1% de las ventas web al santuario con nombre de hadas. Febrero es para El Valle Encantado.

El Valle Encantado

El Valle Encantado es una posada animal, es decir, un lugar de cobijo y sanación para animales, situado en la Sierra Oeste de Madrid, fundado en 2012, con una extensión de terreno de 14.000 m2 que alberga a unos 80 animales no humanos de unas 15 especies distintas.

Un hogar permanente, donde diferentes especies de animales viven y se recuperan de las enfermedades crónicas y secuelas causadas por la explotación a la que han estado sometidos durante toda su vida. Son tratados con terapias naturales y viven en un ecosistema natural diseñado especialmente para ellos.

Creen que los animales tienen valor por sí mismos y no en función de su utilidad al humano. Los rescatados les ayudan a concienciar sobre esta idea y a difundir el veganismo como el único estilo de vida que realmente respeta a los animales.

Por qué hago voluntariado en El Valle Encantado

Hemos pedido a una de sus voluntarias que nos cuente los motivos por los que decidió dedicar su vida a estar con ellos, piel con piel, en el santuario. Rocío escribe y se me ponen los pelillos de punta… Siempre digo que somos una cadena, y para que yo haga mi trabajo necesito a personas como ella. Ellas dan sentido al proyecto que es Mi Cabra Vegana. Aquí su voz.

Yo entiendo el activismo como una lucha por la igualdad. En el caso del activismo antiespecista, está claro por y para quienes debemos luchar: los animales no humanos. “Luchar por la igualdad” implica ser consciente de los privilegios que se tienen como grupo opresor (en este caso “humanos”), y trabajar para ponerlos al servicio de los oprimidos. Implica plantearse la pregunta: “¿qué puedo aportar yo para contribuir a que todas tengamos los mismos derechos?” En mi caso, tras un periodo de aprendizaje y autoconocimiento, he llegado a la conclusión de que quiero y puedo aportar todo el tiempo, recursos, y capacidad de trabajo que normalmente invertimos en adaptarnos a la sociedad en la que nos ha tocado vivir. Tener un empleo, formar una familia, conseguir un grado de comodidad (mal llamada “felicidad”) lo más alto posible…. todo esto son privilegios que he decidido usar para ellos: trabajar para su bienestar, en vez de para el mío. ¿Y dónde se puede aplicar todo esto de forma práctica? No se me ocurre mejor sitio que aquel donde todo lo que se hace, es por y para los animales que han tenido la suerte de conseguir una segunda oportunidad, de poder vivir una vida plena. Esto significa no solo cubrir sus necesidades vitales, sino hacer todo lo posible por atender todos los intereses de cada especie y cada individuo de forma responsable y personalizada. Y esto solo lo he encontrado en los Santuarios. Esta es mi motivación, mi meta y mi lucha: centrarme en los animales que lo necesitan a día de hoy, en los refugiados, y hacer todo lo posible (conociendo mis limitaciones físicas y psicológicas) para ofrecerles la mejor calidad de vida que se les pueda dar, de la mejor manera que sea capaz de aprender.

Emocionante las palabras de Rocío, ¿verdad? Por ello, este mes especial es para los habitantes de El Valle Encantado. Abracitos de los que hacen cerrar los ojos…

el valle encantado

Febrero es para El Valle Encantado

El Valle Encantado Formas de ayudar

Amadrinar-Apadrinar padrinos@elvallencantado.org

 

TEAMING https://www.teaming.net/elvalleencantado-posadaanimal

 

Tienda  tienda@elvallencantado.org

 

Donativos (cuenta del BBVA)
IBAN ES86-0182-6762-83-0201525787

 

Paypal: posadanimal.vallencantado@gmail.com

 

Voluntariado voluntarios@elvallencantado.org

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *