el proyecto del mes,  Vida Vegana

Diciembre: La Candela

Cambiamos de mes, y con él, nuestro proyecto. Durante todo el mes de diciembre, el 1% de las ventas web será destinado a La Candela, un santuario refugio que necesita nuestra ayuda. La de todas nosotras.

La Candela

Dejo las palabras que he encontrado en su web, ahora en reconstrucción debido al cambio de refugio a santuario y todo el trabajo que conlleva…

Somos un grupo de jóvenes de entre 25 y 35 años convencidos de que un mundo mejor es posible; un mundo que empezará a cambiar cuando nuestra existencia no suponga la explotación de ninguna otra especie; convivimos como una gran familia en el Santuario.

Hace 5 años empezamos nuestro camino independiente como Asociación Protectora de Animales. En nuestros inicios solo albergábamos perros y gatos. Poco a poco fuimos entendiendo la naturaleza igualitaria de todos los seres vivos; acogiendo además en nuestro centro animales considerados de granja o exóticos igualmente necesitados de ayuda.

 

En el Santuario podemos ofrecer más de cinco hectáreas de libertad a todos los habitantes; espacios naturales que les permitan acercarse de nuevo a sus instintos.

Nuestra labor fundamental es el rescate y rehabilitación de animales de diferentes especies que llegan al Refugio/ Santuario procedentes de diferentes situaciones. Víctimas de maltrato, explotación, abuso, o abandono que merecen una segunda oportunidad.

 

Entendemos una vida vegana como ideal, alejándonos en todos los aspectos de un tipo de vida poco comprometido con el medio ambiente o sujeto al consumismo que tanto abunda en esta sociedad; preferimos reciclar que comprar y sobrevivir que abusar.

 

Nuestra filosofía es tajante, entendemos la privación de libertad como una de las peores formas de maltrato pasivo que podemos ejercer sobre estos seres, por eso nuestro Santuario está diseñado para proporcionarles toda la libertad que podemos.

Los perros, por ejemplo, conviven en manada juntos y, cuando están preparados, pueden disfrutar de paseos por las zonas exteriores que limitan con nuestro Santuario; no hay jaulas ni cheniles para ellos, tienen jerarquías y sus instintos son totalmente respetados (zonas donde pueden escarbar, subir a los arboles, jugar con el agua…)

Todos los animales necesitamos más cosas además de alimento y resguardo para estar plenos; tenemos un compromiso con todos los seres que ocupan estas tierras y somos felices aprendiendo y disfrutándolo con ellos.

 

Todas las vidas son dignas de respeto por el simple hecho de existir. No tenemos la necesidad de alimentarnos con ningún tipo de producto de origen animal y buscamos la autogestión de nuestro centro (energía solar, huerto, pozo de sondeo…)

A día de hoy, tenemos un convenio con el albergue de Cabeza La Vaca para que los voluntarios que nos acompañen en las tareas de campo, puedan hacer uso de sus instalaciones.

En las próximas semanas profundizaremos en este maravilloso proyecto que nos acercará a la vida de este santuario: el día a día, las necesidades a cubrir, aquel momento en que estas jóvenes personas decidieron dejarlo todo para dedicarse en cuerpo y alma a quienes más nos necesitan: los animales no humanos. Por todo ello, por su labor, porque proyectos como el que nos ocupa resultan imprescindibles en el mundo especista en que vivimos, el mes de diciembre es para La Candela.

las ventas web para la candela
diciembre es para la candela

 

Recordamos que durante todo este mes tenemos el calendario de adviento cabritil: cada día, de lunes a viernes, pondremos un producto en oferta en la web.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *