domingo de chicas

Día de chicas

El domingo Odín y yo (no puedo vivir sin él), pasamos un maravilloso día de chicas. Risas, buena comida, y la compañía inmejorable de tres mujeres extraordinarias. ¿Qué más se puede pedir? Pues que no hubiese llovido todo el día… En serio, un domingo perfecto.

dia de chicas en el perro gamberro y el chilling cafe

Día de chicas

Goizane venía el finde. Le debía una, en verano cancelé una cita in extremis ya que se me hincharon los pies de tal manera que no podía andar. Treinta y ocho años y ya así… Cuando dijo que venía propuse plan. El domingo, mi día libre de la semana, comíamos. Eva también la conoce y se apuntó en cuanto vio la llamada. Avisamos a Gema, que no dudó ni un momento. Eric, de Veg&Bite, me había dicho que en El perro gamberro se come muy bien, así que reservamos mesa para el domingo a las 14 horas. Antes de ir pasé por la cabra a coger unos recados para Gema. Esto de tener una amiga con tienda vegana es lo que tiene, y tener amigas veganas es lo que tiene también. Hacemos simbiosis de las bonitas. Vitamina b12, algunas especias y galletas de chocolate para su madre de regalo, que la adoro. En esto que para hacer ejercicio el domingo, ahora hago deporte cada día y cuando no voy al gimnasio como que tengo mono, decidí ir andando hasta Sol y de allí, a El perro gamberro. Total, es toda la calle Alcalá seguida. Entre la lluvia y que no iba bien de tiempo, decidí llevar a Odín a cuestas. Ejercicio a tope. Casi 7 kilómetros para abrir boca… Por el camino descubrí una maravilla que da para otro artículo. Lo dejo para otro día, ahí, aparcado.

Día de chicas, El perro gamberro

Llegamos. Besos, risas, hablar, hablar, hablar… Vamos a pedir y luego seguimos hablando que voy a morir de hambre… Para beber, un rioja riquísimo con el que brindamos por nosotras, por Odín y por más veces. Pedimos pincho de tortilla. Tenía calabaza y un regusto a pimentón para chupar el plato. Croquetas. Son caseras y cada día tocan con ingredientes distintos. El tomate seco de las nuestras era así como maravilloso. Chute de hierro, vitamina c y licopeno, lo mejor contra estos fríos lluviosos. Después la hamburguesa de lentejas y burrito que parecía estar hecho de primavera… ¡deliciosos los trocitos de higo! Me encantó. De postre, cafelito negro y sin azúcar, como lo tomaba mi tío. Así siempre lo recordaré, al menos, una vez al día… Nos fuimos las últimas, tras unas palabras con Laura y Virginia. Es bonito conocer a quienes llevan negocios éticos. Compartir palabras al fin viéndonos las caras. Una tabernita pequeña, dulce, encantadora, a la que auguro mucho trabajo y éxitos.

dia de chicas en el perro gamberrodia de chicas en el perro gamberro

Día de chicas, Chilling cafe

El día que salgo de casa quiero aprovechar al máximo. En vez de sofá, peli y manta, tocaba recorrido por sitios chachis donde no haya sufrimiento, donde no tengamos que leer ingredientes, ni parecer las raras. Algo bueno ha de tener Madrid… Decidimos tomar una tarta en el Chilling cafe, un café recién abierto por la zona de Callao que descubrí por Instagram. Más caminata para mis piernas. El sitio es muy agradable, silencio que invita al recogimiento, o a la buena conversación en mejor compañía. Pedimos dos tés verdes y un chai con soja rosa. Adivinad quien pidió el chai rosa… ¡Bingo! Para gordear, la tarta del día, esta vez era un tiramisú de té verde que estaba sencillamente delicioso. Odín, de nuevo, acaparando miradas, caricias y sonrisas. Ya de noche, deberían ser las ocho, decidimos volver a nuestras casitas. Seguía lloviendo. Ahora ya no, que diría Lecter. Porque no llueve eternamente.

dia de chicas en el chilling cafedia de chicas en el chilling cafe

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y ya sabéis, durante todo este mes de febrero, el 1% de las ventas web será destinado al santuario El Valle Encantado.

las compas responden

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *