Los eventos de La Cabra

Comunicado Vegan Street

Comunicado de Las Carolas ACAF para explicar el porqué no damos cabida a fascistas, racistas, machistas, LGTBIfóbicos, sionistas,… en Vegan Street.

Comunicado Vegan Street

Desde el inicio Vegan Street se ha presentado como un evento interseccional acercando el antiespecismo a una perspectiva transversal.

Las personas que lo organizamos desde Las Carolas ACAF somos interseccionales y decidimos que era hora de hacer un evento para difundir el veganismo y concienciar en el antiespecismo con esa política creando así un espacio seguro para todas las asistentes. Porque la manera en la que operan las opresiones tiene el mismo patrón y es igual de arbitrario, aunque algunas estén más normalizadas que otras.

Este año decidimos hacer un comunicado para explicar el porqué no damos cabida a fascistas, racistas (islamofóbicos y judeofóbicos incluidos), machistas, LGTBIfóbicos, sionistas,… en el evento. Pensábamos que no sería necesario, pero el buenismo y el “respetar todas las opiniones» está haciendo que este tipo de actitudes reaccionarias estén mucho más visibles y presentes de lo que nos gustaría, en estos círculos en particular y en la sociedad en general.

En Vegan Street no hay espacio para asociaciones, organizaciones o grupos que ridiculizan otras opresiones. Porque entendemos que no todo el mundo está al tanto de todas las opresiones, incluidas nosotras, que seguimos aprendiendo y deconstruyéndonos cada día. Y es por eso que decidimos poner en marcha Vegan Street, para romper entre otras cosas con la visión elitista y clasista que algunas personas dan o perciben del veganismo. Queríamos visibilizar a las personas veganas que venimos de clases sociales pobres, de barrios obreros y de pueblos o ciudades pequeñas, veganas a las que se nos silencia.

Ridiculizar y burlarte de la interseccionalidad, del lenguaje inclusivo, de las personas refugiadas,… no es «no estar concienciada sobre una opresión», es exponer sobre la mesa tu postura política y opresora al respecto.
Pasar esos hechos por alto, es fallar en todos los aspectos a las personas que han sido agredidas u ofendidas por tales declaraciones, comentarios o agresiones. Crear espacios seguros es tener en cuenta el bienestar y la comodidad de las personas vulnerables.
No debería sorprenderte que, si tienes actitudes abiertamente machistas, racistas, homófobas, tránsfobas… ,se te deniegue estar presente en un evento interseccional.

El problema que desde Vegan Street vemos es el discurso de «pero hace cosas por los animales» para justificar agresiones, argumento que siempre se utiliza para defender al amigo de turno. En vez de señalar sus actitudes racistas, machistas, clasistas… nos escudamos en algo que hace correcto para pasar por alto sus agresiones. Y ahí es donde estamos errando. Hemos convertido los mínimos en máximos. Hacer algo por los más vulnerables es el mínimo que cada persona debería hacer. La sociedad ha normalizado tanto las opresiones hacia los demás animales que parece que, cualquier persona que haga un mínimo por ellos, se convierta en una especie de héroe o heroína animal a pesar de tener actitudes deplorables con personas humanas de poblaciones sistemáticamente marginadas. Y este tipo de agresiones y de comportamientos vienen debido a eso, a que no hay consecuencias.

Alguien puede reírse de una agredida, puede hacer comentarios racistas, clasistas, machistas,… y sabe que no va a tener ninguna repercusión porque asume que el hecho de que haga activismo por los animales, ya le concede una carta blanca para agredir o aplaudir las opresiones hacia otras personas e incluso ser aplaudido.

«Esto es tirarnos piedras sobre nuestro tejado». Falso, Si el tuyo está construido sobre oprimir a otras personas, no estamos bajo el mismo tejado.

“Es que es una persona que hace mucho por los animales”, pues tienes dos opciones o le recriminas sus actitudes opresoras, o le das de lado. Callarte ante su actitud supremacista no es, y nunca debió haber sido, una opción.
Esto no es un tema de que las veganas son buenas y las no veganas son malas por el hecho de no serlo. Bajo esa lógica, tenemos que perdonar todo tipo de actitudes vengan de donde vengan porque seguramente esa persona haga algo por alguien si rascamos un poco.

En Vegan Street no somos partidarias de este argumento vacío que viene desde el privilegio de que a ti no te afectan las agresiones de tu amigo. Así que consideramos que toda agresión tiene que tener su consecuencia y respuesta. Y la nuestra es no dar cabida ni bienvenida a agresores de ningún tipo. Y es triste que seamos pocos los espacios que tengamos esto en cuenta.

Porque no es verdad que si luchas por los animales, no te importan las personas.
Porque no es cierto que el veganismo y la liberación animal sea algo elitista, de gente rica, de personas blancas ni de lo considerado Occidente.
Porque no es justo utilizar la lucha por la liberación animal para promover y airear prejuicios e ideologías reaccionarias.
Por eso y por muchos más motivos necesitamos más eventos como Vegan Street y personas que se posicionen firmemente contra todo tipo de opresiones.

Os esperamos el 10 de mayo en el auditorio del Parque Calero. Ni oprimidas ni opresoras. Hasta la liberación total.

En Madrid, a 6 de marzo de 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *